Giovanna nos cuenta su historia (Logroño)


Yo, el sabueso de la calles, voy como Sherlock Holmes olfateando las aceras. Y al doblar una esquina, me he dado de bruces con una crónica; la de una vecina de Logroño. 

Una nota de papel atravesada en un parabrisas me ha llamado la atención esta mañana. Estoy acostumbrado al típico panfleto de “compra oro” o “cambie de coche”; panfletos que me ofenden, me irritan. Además, no me gusta que me toquen los parabrisas. Me ha bastado leer las primeras palabras del texto para adivinar que había una buena historia detrás. Os enseño lo que me he encontrado y seguimos:






Está claro que no estamos habituados a encontrarnos este tipo de cosas. Que un desconocido se desnude de esa forma, sin rubor de ningún tipo, te empapa de sentimientos encontrados. El marketing maquinal e injurioso, está lejos de la sinceridad y la humildad de esta efeméride. ¿Hay acaso, algún marketing mejor que éste?
Decidido, fui a la calle de Ronda de los Cuarteles veinticuatro a conocer a Giovanna. Me encontré con un pequeño local y escudriñé el lugar en busca de algún rostro y a los pocos segundos apareció ella. Me presenté como un contador de historias y le dije que quería conocer la suya y como a ella le pareció bien, no tardé en sacar la cámara, el bolígrafo y un papel (compañeros imprescindibles de viaje).
Descubrí a una joven de 31 años con una historia trágica detrás. Alguien más que desesperado, de una forma honrada intenta salir adelante. Imaginaros esta situación: Una chica joven con la carga emocional de haber perdido a sus padres en cuestión de meses, casada y con tres hijos y con un hermano de trece años a su cargo. Madre por cuadriplicado y emprendedora, intenta sostenerse a si misma y a este negocio que tiene apenas un año. Dos caminos a elegir: el más fácil, era el de resignarse y acudir a la sombra de su hogar para ahondar en la depresión más absoluta. Pero dada las circunstancias, es un lujo que no se podía permitir. Por eso acabó alzando el espíritu y decidió luchar.

Y, ¿qué consiguió? Para su sorpresa, los vecinos acuden a su negocio a comprar. Y le gratifican con notas y cartas como esta que cuelga en la pared:







Aquí os vuelvo a dejar el testimonio real de una persona que necesita vuestra ayuda. Os dejo su foto para que sepáis quién es Giovanna y no os preocupéis que siempre que vayas a verla tendrá puesta una sonrisa. Suerte y ánimo.






Si te ha gustado el artículo, dale al botón "me gusta" o pincha aquí: https://www.facebook.com/pages/Israel-Esteban/320627324647711

Si tú también tienes un problema y quieres verlo publicado aquí, para que de alguna forma la gente pueda ayudarte, escríbeme a terapeutadesupermercado@hotmail.es.

Sólo necesitaré alguna foto y tu historia. Después me pondré en contacto contigo. ;)


Israel Esteban
  1. Casualmente conoci tu historia hace unos dias cuando volvía de la casa de mi hermana que no solo es tu vecina, sino que tambien es tu clienta. Solo decirte que te apoyo enormemente y que deseo que esta historia maravillosa acabe como te mereces, con un montón de clientes y con lo mas importante con todo el amor de tus vecinos, que en definitiva son los que se merecen todo el amor, porque sin tu fuerza y su humabidad esto no hubiera sido posible. Un beso enorme. Veronica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Veronica por tus palabras, la verdad que las cosas van mucho mejor y voy sintiendo el calor de los vecinos, incluso vienen personas de otros barrios a comprarme. Todavia queda mucho camino que recorrer pero quien dijo que esto iba a ser facil, lo mas importante ya lo he logrado hacerme conocer,ahora tengo que trabajar duro y seguir adelante para que todo sea mejor cada dia.LA VERDAD QUE SON PALABRAS COMO LAS TUYAS LAS QUE ME DAN ANIMO Y FUERZAS PARA AVANZAR, y por supuesto MIS PRECIADOS CLIENTES.Un saludo muy fuerte.Giovanna

      Eliminar

Start typing and press Enter to search